Saltar al contenido

Frases y dedicatorias cortas para difuntos

La muerte de un ser querido conlleva respeto, tristeza y algunas palabras que lo recuerden de la mejor manera. A continuación, en sintonía, presentamos frases variadas y cortas para difuntos.

Dedicatorias para lápidas

1. Los recuerdos construyen un camino que llegan hasta el corazón. Descansa en paz.

2. Desaparecido en cuerpo, pero nunca en la memoria de quienes lo amaron.

3. Vivirás en el corazón de tus seres queridos y ahí encontrarás un infinito reposo.

4. Has peleado una buena batalla, ha acabado la guerra y ahora toca que descanses.

5. Guardaremos de ti tu mejor sonrisa y tu buen humor ¡Ahora estás con Dios sentado a su diestra!

6. El recuerdo de lo que has hecho es el más regalo más bonito que nos ha quedado.

7. Tu familia te extrañará por siempre y el olvido nunca se acercará a ti.

8. Ahora estás con Dios: su sabiduría es infinita así como su gran amor.

9. La carrera de la vida tal vez sea breve, pero tu gloria con Dios será eterna.

10. Te ausentarás de nuestro mundo, pero seguiremos pensando en ti.

11. La muerte es solo el capítulo final por ahora: descansa en paz.

12. La fragancia de las flores se hizo un bálsamo que al corazón aquieta ¡Te extrañaremos mucho!

13. Sentimos tu pérdida con un profundo pesar, pero deseamos que ahora en el Paraíso puedas encontrar un auténtico descansar.

14. Ya no estás a nuestro lado, pero te sentimos muy cerca de nuestro corazón.

15. Dicen que el hogar es el corazón y podrás habitan por siempre en él.

16. Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti.

17. Todo hombre muere, pero pocos han vivido tan honestamente como tú lo has hecho ¡Descansa en paz!

18. La muerte es eterna pero de ella resurge una nueva vida con Dios ¡Descansa en paz!

19. Cuando naces todos ríen y tú lloras, cuando mueres todos lloran y tú ríes.

20. Has partido tu alma, pero posiblemente ella habitará en nuestros corazones el resto de nuestras vidas.

Dedicatorias cortas para padres

21. Es desgarrador haberte perdido, pero me quedo con el dulce sabor de nuestras charlas.

22. El dolor de tu partida es el precio que pago por haberte amado tanto.

23. He perdido a mi padre, a mi héroe y también a mi mentor ¡Descansa con el gran Padre!

24. Gracias por ser la luz en los momentos oscuros y la esperanza en los malos ¡Descansa en paz, padre!

25. Las palabras sobran cuando los sentimientos abundan. No es un adiós, sino un hasta luego.

26. Le pediré a Dios que me haga un lugar a tu lado cuando me toque visitar el Paraíso, padre.

27. La vida será más amarga desde tu ausencia irremediable, padre.

28. La muerte es inevitable, pero nunca estuve preparada para perder a mi padre.

29. Padre desde el primer día hasta el último: se ha ido de este mundo una gran persona.

30. Siempre será un orgullo haber sido tu hija ¡Descansa en paz, papá!

31. La lucha ha terminado, el dolor ha acabado. Padre descansa con Dios.

32. Ser padre no es lo mismo que ser un buen padre y tú has sido lo segundo ¡Descansa en paz, papá!

33. Muchos podrán engendrar, pero pocos pueden ser auténticamente padres como tú lo has sido ¡Ve con Dios!

34. Desde ahora habrá una nueva estrella en el cielo que me protegerá ¡Gracias por tanto papá!

35. Antes de tu partida te dije gracias y ahora simplemente deseo que tu alma descanse, papá.

36. Porque muchos de mis logros te los debo a ti ¡Papá descansa en paz!

37. Ahora el cielo está de fiesta porque una gran persona se ha sumado a él ¡Mi padre!

38. Que el descanso sea infinito para ti, sumergido en la gloria de Dios.

39. Gracias papá por cuidarme y protegerme en cada momento de la vida.

40. Se ha ido de este mundo el número 1, pero siempre te recordaré.

Dedicatorias cortas para una madre

41. El resto de mi vida llevaré puesta la sonrisa que me regalaste, mamá. ¡Descansa en paz!

42. Duele no tenerte, pero gratifica que tu dolor se haya terminado y ahora estés junto a Dios.

43. Cuando miro al cielo me invade la emoción: te recordaré por siempre, mamá.

44. Siempre se ha dicho que madre no hay como la de una y ese sentido adquiere toda la razón con tu falta.

45. Tu ausencia ocasiona un dolor inconmensurable en mi corazón, mamá.

46. Ella me dio la vida y ahora se fue de la mía: te extrañaré por siempre, mamá.

47. Las lágrimas son el único lenguaje que tengo ahora para describir cómo tu muerte me duele, mamá.

48. Tu ausencia es un agujero infinito en mi existencia.

49. Cuando una madre se va, algo pierdes inexorablemente con su partida.

50. La tristeza es infinita ante la muerte de una madre: ella le daba el color a nuestros días.

51. Mis ojos ya no te verán, pero mi alma siempre te sentirá, mamá.

52. Descansa en paz mamá: has sido una mujer piadosa, buena y amorosa.

53. Tus hijos te recordaremos siempre como lo que fuiste: una mujer asombrosa.

54. Una madre antepone sus hijos a sus propias pretensiones y tú lo cumpliste de la mejor manera ¡Descansa en paz, mamá!

55. Las madres son los pilares de la familia, las que dan todo sin esperar nada a cambio ¡Descansa en paz, madre!

56. Y en tu reposo eterno encontrarás a Dios ¡Y aquí te recordaremos con todo el amor!

57. Descansa en paz madre: la vida fue hermosa a tu lado.

58. Desde que mi madre se retiró de este mundo culminó el verano de mi vida.

59. Oscuro es el sentimiento con una partida tan grande ¡Te extrañaré por siempre, mamá!

60. Mamá, eres un ángel de amor y bondad que nunca morirá.

Epitafios bíblicos

61. No te preocupes porque el Señor está contigo y él te dará vida eterna.

62. Has cerrado los ojos pero Dios abrió las puertas eternas del Cielo para ti.

63. No lloren por mí, porque iré con Dios y seré parte de su Ciudad Eterna.

64. Señor permíteme que pueda ver la muerte como el momento que precede a la luz.

65. La tumba guarda tu cuerpo, Dios tu alma y nosotros tus recuerdos.

66. Te recibirá Dios y florecerás en su seno como uno de sus hijos predilectos.

67. El final de la vida es el principio de una experiencia más intensa con Dios.

68. Y Dios nos prometió que siempre estará con nosotros, más allá de nuestros días en la tierra.

69. Ahora irás con Jesús bendecido y su Madre bendita al Paraíso que tanto mereces.

70. Hay tristeza, pero regocijo porque serás parte de Dios Padre.

Epitafios cortos

71. Inolvidable será la huella que dejaste en nuestros corazones.

72. Tu bondad y amor vivirán por siempre en nosotros.

73. Te vas de la vida, pero nunca de nuestros corazones.

74. Te has convertido en un recuerdo y por eso nuestra memoria en un tesoro.

75. La muerte es difícil no para los que pasan sino para los que quedan atrás.

76. Ahora el cielo será más bello con tu presencia en él.

77. Siempre tendremos presente tu cuerpo, tu voz y tu infinito amor.

78. Nos educaste con amor y compasión ¡Descansa en paz!

79. Y en la serenidad del Paraíso encuentras ahora tu premio.

80. Tu familia nunca te olvidará porque tu amor ha quedado marcado en nuestra alma.